XeH99apJNtw5UgDq11kEnjoyUHc
  1. Prevenir es mejor que curar.
    • Cuando nos despertamos y en nuestra almohada encontramos unos cuantos pelos es el momento de empezar a pensar que podemos empezar a tener un problema con una futura alopecia. Adjunto un link para que podáis comprar un tratamiento realmente bueno, de verdad, muy recomendable.
    • http://monalisabeauty.es/es/strength/39-super-strong-tm-ampollas.html
  2. Usar sombrero no es perjudicial.
    • Podemos usar sombrero. No influye en la caída del cabello. Es un mito. El sombrero es un complemento que bien usado puede ser maravilloso y al que no tenemos por qué renunciar. Quizá el mito viene de que su uso ha sido habitual por la gente calva para disimular, pero no va más allá.
  3. Evitar las temperaturas extremas.
    • Lo que sí que puede afectar a la caída del cabello es la temperatura. Hay que evitar las temperaturas muy frías o las muy calientes. Evidentemente, aunque hayamos dicho que los sombreros no afectan, si nos ponemos un gorro de lana en agosto será negativo.
  4. El uso de Gomina inocuo.
    • Podemos usar gomina, aunque se haya dicho muchas veces lo contrario. No pasa absolutamente nada.
  5. Hay champús distintos para cabellos distintos.
    • Parece una obviedad, pero mucha más gente de la que pensamos se sigue enjabonando la cabeza con gel de cuerpo, por lo que hay que reiterarlo. Hay que encontrar champús adecuados para nuestro cabello y eso alargará la vida del mismo.
  6. Evitar frotar con fuerza el cabello bajo la ducha.
    • Demasiada fricción no es buena para nuestro pelo. El aclarado del pelo debe de ser suave. Si queremos cuidar nuestro pelo tenemos que cuidarlo en el sentido más literal de la palabra. Total, hacerlo deprisa y fuerte nos ahorra muy poco tiempo.
  7. Un buen aclarado.
    • Sé que parecen evidencias, pero realmente es importante remarcarlo y más aún si hemos usado una mascarilla.
  8. No al enjabonado diario.
    • No estamos haciendo apología de no ducharse, evidentemente, pero sí que es verdad que si nos ponemos champú a diario perdemos la grasa de la cabeza. Eso puede acelerar la caída del pelo. Lo ideal es ducharnos a diario y enjabonarnos la cabeza día sí día no o al menos dejar descansar la cabeza un par de días semanales. En la ducha podemos dejar caer agua por la cabeza y limpiarla con ésta para quitarnos el sudor, por ejemplo.
  9. Volviendo al punto 3, temperatura de la ducha.
    • Había un chiste que decía algo así como “Él no sé si se ducha, se cuece o si se enriquece”. Tengamos claro que la temperatura de la ducha ha de ser la adecuada, por la misma razón que la del punto tres. Hay que huir de los extremos.
  10. Modo correcto de secado de pelo.
    • Es cierto que el tiempo a la hora de cuidar el pelo no es nuestro aliado, puesto que cuando hay que secarse el pelo debemos hacerlo con mucho mimo. Lo adecuado es secarse el pelo con pequeños toques de toalla o al aire, si el pelo está corto y si tienes pelo largo es más adecuado enrollarte la cabeza con una toalla y dejar que absorba la humedad.
  11. La temperatura de secado
    • De nuevo volvemos a la temperatura. Si usamos un secador, lo suyo es hacerlo a temperatura media o media/fría mejor que caliente.
  12. Cepillado
    • Hay un mito habitual, se dice que el cepillado constante es bueno para que haya más circulación. No es cierto, hay que cepillar el pelo lo justo, nunca demasiado, debido a que se pueden crear nudos. Por otro lado, sería bueno usar siempre que sea posible peines de puntas abiertas.
  13. ¡Cuidado con la grasa!
    • Es muy habitual en jóvenes. Cuando salen muchos granos en la zona de la frente pueden ser un síntoma de alopecia genética. Podemos ir a ver a un especialista y empezar a utilizar productos para prevenir.
  14. Cuando se empieza a clarear…
    • Clarear implica que hemos perdido el 50% del pelo de la zona más o menos. Pero lo más importante es que la batalla no está perdida, simplemente que nos hemos de dar prisa en tomar medidas.
  15. Recuperar el pelo en la calvicie juvenil.
    • Aunque pocos, algunos son los jóvenes que empiezan a perder el pelo desde edades muy tempranas, entre los 16 y los 20 años. Se puede reparar, hay esperanza. Se puede frenar e incluso recuperar lo perdido.
  16. Alimentación y estrés.
    • Es importante tener en cuenta que el estrés y la mala alimentación aceleran la alopecia.
  17. Buena vida.
    • Como muchos sabréis la buena alimentación y el deporte nos aportan bienestar. Evidentemente el fumar es un lastre para ese bienestar. Por lo que, si hacemos deporte, comemos bien y no fumamos nuestro pelo aguantará mucho más. Para nuestro pelo es fundamental alimentos con vitaminas B, C, D y E. y minerales que nos aportan la carne roja Y el pescado azul. La “saccharomyces cerevisiae” es muy buena para nuestro pelo. También es conocida como la levadura de la cerveza. No hay que abusar, pero una cañita de vez en cuando puede ser una recompensa doble para cuidar de nuestro pelo.
  18. Cuidado con la cal.
    • En las ciudades con mucha cal es inevitable que cada vez que nos duchemos nos llenemos la cabeza de cal. Sé que es caro y complicado, pero hay dermatólogos que incluso recomiendan la ducha con agua mineral.

La caída del pelo puede ser por muchas razones; estrés, una larga enfermedad, algún tipo de cirugía, puede ser por una causa infecciosa, cambios hormonales, según el medicamento que tomemos puede tener ese efecto secundario (para los epilépticos, por ejemplo, el Depakine Crono), enfermedades autoinmunes como el lupus, enfermedades infecciosas como la sífilis, o hormonales como una enfermedad de la tiroides, también puede deberse a un problema nutricional, alopecia areata, alopecia traumática, etcétera.

Hay un trastorno llamado tricotilomanía en el que la persona que lo padece se arranca el pelo, por lo que evidentemente se fuerza la alopecia.

Evidentemente existe la calvicie hereditaria, alopecia androgénica.

La caída del cabello se diagnostica según cada historia clínica, la nutrición, medicamentos, examen físico y hábitos de peluquería.

Si un doctor sospecha que puede haber hongos en el cuero cabelludo tomará una muestra y le hará una prueba.

Si es por temas hormonales, falta de hierro, problemas de la tiroides el doctor seguramente mandará hacer un examen de sangre.

Soluciones para la caída del pelo

En el caso de alopecia común, los únicos tratamientos con eficacia demostrada para que no siga la caída son: el minoxidil 5%, loción, y la finasterida, tratamiento oral. EL segundo no se aconseja para mujeres y es de uso permanente

Otro camino es el trasplante capilar. La técnica consiste en extraer pelo de la zona trasera de la cabeza e insertarlo donde empiece a escasear. Otra cosa es que se pueda, es decir, no todo el mundo puede, ya que hay gente que no tiene el suficiente pelo. Aparte el pelo tarda en crecer entre ocho meses y un año.

Otras prevenciones para la caída del cabello

  • Lavar el pelo frecuentemente, no cada día, pero sí frecuentemente.
  • Si el pelo es muy graso lavados más frecuentes para que no se acumule el sebo.
  • Si hay mucha grasa y caspa, cuando el pelo se lava frecuentemente, se aconseja alternar champú de tratamiento con el de uso diario.
  • Proteger el pelo del sol, especialmente en verano.
  • Ingerir Biotina; la encontramos en la levadura de cerveza, los filetes de hígado y los huevos (siempre cocinados, sino el cuerpo no lo absorbe)
  • Ingerir Hierro; lo encontramos en carne, pescado, huevos y en legumbres, como las lentejas o verduras como las espinacas. Para absorber bien el hierro hay que reforzar la dieta con vitamina C.

Si queréis productos para el tratamiento, a la par que un corte envidiable, podéis acudir a la peluquería Monalisa Terrassa en el Passeig del Vapor Gran local 4G Plaza nova, en Terrassa.