XeH99apJNtw5UgDq11kEnjoyUHc

¿Has oído hablar del Batch Cooking? Consiste en dedicar una tarde a la semana a cocinar las comidas y cenas de todas la semana, para que, a diario, no tengas que pensar demasiado y tengas todo preparado para simplemente calentar o acabar de preparar los platos. Hay auténticos gurús e incluso escuelas sobre el tema, solo tienes que darte una vuelta por Instagram y descubrir el hashtag #batchcooking

¿Qué te parecería aplicar este concepto a tus rutinas de belleza? 

Simplemente dedica una tarde a hacerte un planning de tus rutinas, desde la mañana a la noche, desde los días de diario hasta el fin de semana. 

Por ejemplo: 

De lunes a viernes por las mañanas, te levantas y te arreglas para ir al trabajo… ¿qué utilizas? Apúntalo todo: desde la crema de día al contorno de ojos, pasando por el body milk y la máscara de pestañas… 

¿Y por la noche? Ducha, desmaquillar, quizás un sérum, crema regeneradora…

El fin de semana siempre intentamos que entre alguna manicura, mascarillas, exfoliante corporal… ¿qué más? Algún baño relajante… ¿verdad?

Pues bien, cuando ya sabemos qué y cuándo utilizamos las cosas, podemos organizar cestos, cajas o beauty bags con lo necesario para cada momento del día. Levantarnos y tener en una cestita en el baño todo lo necesario para cuidarnos nos hace ganar tiempo y además convertir el hábito en rutina, porque la parte mental, la parte de recordarlo todo… ya la hemos hecho… y cada día es igual!

Organízate y verás que ganas tiempo, tu piel se verá mejor y ahorrarás en productos innecesarios porque sabrás qué utilizar en cada momento.

Hazme caso y me cuentas tu experiencia, además en Mona Lisa podemos ayudarte con la elección de tus productos de rutina diaria o semanal. Nos encantará que empieces con el Batch Beauty!