Ayer hablaba con varias amigas, de cómo será este verano del 2021. Este verano promete y no deberíamos perder el tiempo ni dejar que se nos vaya el vino en catas. No sabemos si este año compraremos bikinis y crema solar. Pero lo que si tenemos claro es que con la ayuda de Indiba, estaremos preparadas para cualquier circunstancia

En nuestra idílica conversación, se nos saltaban las lagrimas, recordando anécdotas del año pasado de nuestras conexiones por Zoom en pleno confinamiento y sobre todo de nuestras peripecias de aprendizaje en el encierro. Había mucho que aprender.

¿Aprender sobre qué? Alma de cántaro

Pues cada una de nosotras, había aprendido disfrutar de algo nuevo, desde preparar postres sanos sin azúcar, hacer horas de sentadillas dirigidas por Instagram o ver en pijama, una serie completa en Netflix comiendo palomitas sin descanso

Vernos bien y auto-gustarnos ya no es cuestión de hacerlo para el resto de humanos. Ahora lo hacemos en muchos casos para sentirnos bien y vernos estupendas nosotr@s mism@s. ¡Dónde fueres, haz lo que vieres!

Si rebuscamos en lo mas profundo del hueco del sub-oceano, podremos encontrar algo bueno Hemos aprendido “A QUERERNOS Y A VALORARNOS MUCHO MAS”.

Trabajo como una jabata y me quedo sin tiempo para ir a Gym ni antes ni ahora. Con mi hija pequeña y las horas de trabajo no me puedo permitir ir mas allá. ¡Afortunada soy de gustarme mi trabajo!

Me encanta verme bien y en forma, aunque esto contradice las buenas comilonas que disfruto con mi familia.

En cuanto a estar en forma (Que es otro cantar,) se lo dejo al Tratamiento Indiba, además de relajarme, me quita grasas localizada y preocupaciones.

Niñas, A problemas, soluciones. Siendo practica y estar como nos gusta, al final el cuerpo lo agradece.

Quiérete bien y bonito, es lo único que te llevas.