XeH99apJNtw5UgDq11kEnjoyUHc

El ultrasonido fisioterapéutico es una terapia que se utiliza el mismo para tratar afecciones traumatológicas, litiasis, algunos tipos de cáncer, hemostasia o la trombólisis entre otras cosas.

Efectos biológicos

  • Esta técnica es una técnica analgésica, de regeneración y antiinflamatoria. Se recomienda para tratamiento de músculos y articulaciones.
  • Se crea una vasodilatación de la zona con aumento del flujo sanguíneo e hiperemia.
  • Aumento del metabolismo local, con incitación de las actuaciones celulares y de la posibilidad de regeneración tisular
  • Aumento de la flexibilidad de tejidos con mucho colágeno, con menor rigidez articular y de contracturas.
  • Efecto antiálgico y espasmolítico.

Efectos de los ultrasonidos

  1. Efectos térmicos

Los ultrasonidos generan una energía que podemos observar en forma de calor en el cuerpo sobre la zona tratada. Las moléculas se someten a una vibración lo que hace que la fricción aumente la temperatura.

Todos los aspectos terapéuticos del calor sobre la piel son aplicables a esta técnica.

  1. Acción mecánica

El movimiento oscilatorio de las ondas crea un micromasaje celular gracias a los movimientos rítmicos de presión y tracción que forman la técnica de los ultrasonidos. Esto también contribuye a la acción vasodilatadora que crea el calor.

  1. Acción química

Crea una mayor sencillez a la hora de difundir sustancias.

 

Este tratamiento está disponible en Monalisa Terrassa en  Passeig del Vapor Gran local 4G Plaza nova, 08221 Terrassa, Barcelona